7.11.09

TEATRE MODERN


Al costat dret de la plaça hi havia un gran teatre on quasi cada dia hi havia algun tipus d’acte o esdeveniment.
Demà era l’Orquestra Gran Band Jazz Jove’s, qui sortiria a escena.
-Una entrada per demà-, vaig dir-li a la taquillera.
Em feia gràcia sentir aquell concert.
L’endemà, una hora abans de l’actuació era a la porta del teatre.
Teatre Modern era el seu nom.
Alguns músics acabaven d’arribar. En vaig reconèixer un parell, donat que aquest grup l’he vist actuar en diferents ocasions.
Vaig donar un tomb al teatre per la part de fora.
Una mirada al rellotge. Encara faltava més de mitja hora. Ei!, ja es pot entrar. Endavant vaig pensar.
Vaig entrar i ¡sorpresa!, era preciós.
No m’imaginava que aquell teatre fos d’aquella manera: delicat, encantador, semblava un museu, doncs a cada raconet hi havia detalls de tot tipus d’objectes que no tenien res a veure els uns amb els altres. ¡Que estrany!, vaig pensar.
-Perdoni- vaig preguntar-li a un empleat del teatre.
-Em sorprèn veure aquesta quantitat d’objectes de tant diversos estils i que no tenen cap relació entre ells?
Miri senyor, tots aquests objectes pertanyen a moltes de les obres representades en aquest teatre, per això pot veure-hi aquest dispensador de neules, aquesta bola de xiclets, una làmpada de Tiffanys, un decorat d’una obra de Mucha, taules, cadires, taules de cafès... com pot veure en lloc de tenir-ho al magatzem, que també és ple, ho tenim al passadís i així la gent ho pot veure.
Es començava a sentir algun músic fent proves per afinar.
Era l’hora d’asseure’m.
El concert és a punt de començar. Vaig a apagar el mòbil.


Al lado derecho de la plaza había un gran teatro donde casi cada día había algún tipo de acto o acontecimiento. Mañana era la Orquesta Grande Band Jazz Joven’s, quien saldría a escena.
-Una entrada para mañana-, pedi a la taquillera.
Me apetecia oir aquel concierto.
Al día siguiente, una hora antes de la actuación estaba en la puerta del teatro.
Teatro Moderno era su nombre.
Algunos músicos estaban llegando. Reconocí un par, dado que este grupo le he visto actuar en diferentes ocasiones. Recorrí el teatro por la parte de fuera.
Una ojeada al reloj. Todavía faltaba más de media hora.
Ei!, ya se puede entrar. Adelante pensé. Entré y sorpresa!, era precioso. No me imaginaba que aquel teatro fuera de aquella manera: delicado, encantador, parecía un museo, pues en cada rincon había detalles de todo tipos: objetos que no tenían nada que ver los unos con los otras. Que extraño!, pensé.
-Perdone- le pregunte a un empleado del teatro.
-Me sorprende ver esta cantidad de objetos de tan variados estilos y que no tienen ninguna relación entre ellos
-Mire señor, todos estos objetos pertenecen a muchas de las obras representadas en este teatro, por esto puede ver este dispensador de barquillos, esta bola de xiclés, una lampara de Tiffanys, un decorado de una obra de Mucha, sillas, mesas de cafés... cómo puede ver en lugar de tenerlo al almacén, que también está lleno, lo tenemos en el pasillo y así la gente lo puede ver.
Se empezaba a oir algún músico haciendo pruebas por afinar. Era la hora de sentarme. El concierto estaba a punto de empezar. Voy a apagar el móvil.

No hay comentarios: